La Literatura en Venezuela... ¿Contra vientos y mareas?




Foto de: http://enriquetabruni.blogspot.com/2016/08/eclipse-del-1-de-septiembre-para.html


La literatura venezolana es un tema que siempre ha sido polémico. Los críticos se debaten entre destrozar a un escritor o darles unas cuantas palmaditas en la espalda. Critican todo y no lo estoy exagerando, cada autor que busca entrar en ese mundo, es lanzado con fuerza hacia el otro extremo. ¿No eres una figura pública de la farándula? Eres ignorado. No hablarán de ti hasta que te ganes un concurso literario o seas familiar/amigo de algún personaje reconocido. Así estamos.

La mayoría de los escritores venezolanos tienen la arrogancia aplaudida por unos cuantos. Odiada por un montón. Quieren ser los únicos escritores y la escritura se convierte en una competencia. Yo soy mejor, yo trabajo en la prensa, yo gané, yo esto y lo otro. En aquel berrinche, me pregunto; ¿qué significa para ellos la literatura? ¿Un trofeo? ¿Fama? ¿Qué te reconozcan en todos lados? ¿Dar clases en las mejores universidades? Quieren ser los únicos reconocidos en el género y los escritores nuevos quedan a la deriva. ¿No se supone que si eres un escritor experimentado deberías ayudar a aquellos que están surgiendo para que sigan creciendo? Sobre todo, si se trata de escritores de tu país. Si no hay apoyo, la literatura muere. En mi experiencia, intenté acercarme a muchos escritores venezolanos (no diré nombres) pero fue casi imposible. Tengo más apoyo de escritores panameños, mexicanos y españoles que los de mi propia tierra. Increíble, ¿no creen?

No salimos de los talleres literarios, de los clubs de lecturas patrocinados algunos por el gobierno (y en otros que tienes pagar para entrar) los conversatorios, los mismos escritores, los mismos libros, los concursos comprados, los plagios, las cuarentonas caraqueñas en las plazas recitando cursis poemas sobre cuando las desvirgaron hace treinta años. Entre todo ese despelote, están, los escritores (que son pocos) que se destacan.
Hace años, creo, un escritor (que no recuerdo su nombre) ganó un concurso literario en Venezuela por un cuento (creo, o microcuento) de un chiste sobre un taxi siguiendo a un auto. En serio, no estoy bromeando. Los jurados dejaron que TODOS los microcuentos premiados fueran un plagio (claro, en segundos twitter descubrió el copia y pega) Un bochorno total. De la indignación, ni siquiera comenté algo al respecto.

Está también el tema popular de los pasillos universitarios: los escritores del exilio. Sí, hasta “los escritores serios” hablan de ello. Cada vez que leo un comentario de que los escritores venezolanos fuera del país no merecen un reconocimiento por no estar en su patria, siento que mi cabeza va a explotar. Es tan absurdo que no me explayaré demasiado. Lo curioso de todo es que quienes critican a los escritores que se fueron, no han aportado nada a la literatura venezolana. El escritor busca surgir, si en su país no puede hacerlo, sin dudarlo buscará la oportunidad en otro. Los artículos y foros de discusión sobre el tema son como ver un episodio de Los Simpsons. ¿Por qué no hablar sobre el apoyo de las editoriales hacia los nuevos escritores en vez de darles motivos para emigrar? ¿No sería una idea más inteligente?

¿Los escritores chavistas? Ni qué nombrarlos, dan vergüenza ajena. Siento que mis ojos sangran cuando leo un poema dedicado a su comandante. Que Dios se apiade de nosotros y de sus malas prosas combinadas. 

Por supuesto, tenemos a increíbles escritores en nuestra historia como; Rómulo Gallegos con su maravillosa novela Doña Bárbara, Cuentos Grotescos de Rafael Pocaterra, Las Memorias de Mamá Blanca de Teresa de la Parra, Las Lanzas Coloradas de Arturo Uslar Pietri, La Tuna de Oro de Julio Garmendia… Entre otros. Pero, desde entonces no hay un escritor venezolano que ponga la bandera en alto. No todavía.

Venezuela está pasando por una dictadura, tan fuerte que el país se muere de hambre. Muertes y más muertes. El país está colapsado con la situación, agregándole los discursos sin mucho movimiento de la oposición. Los venezolanos están cansados, hastiados, enojados y tristes. La decadencia psicológica por la grave situación nos hace paralizar nuestros sueños. He ahí el motivo por el que no hay atención a la literatura y es justificado. Pero, es el momento de escribir más, de llevar a todos los rincones del mundo lo que sucede en el país, por medio de cualquier género literario, es lo de menos. Lo que importa es la historia.

Ricardo Gil Otaiza escribió un artículo en El Universal sobre la literatura venezolana;

“La literatura venezolana se encuentra entre paréntesis: detenida, petrificada en una nada que la destruye, la margina y la supedita como si no fuera necesaria en nuestras vidas. Aquí ya no entran las novedades que se producen en otros países, y quienes somos amantes de los libros tenemos que conformarnos con echar una mirada envidiosa al vecino que sí las tiene, y sólo nos queda suspirar, bostezar, llevarnos la mano a la boca para no dejar escapar un bronco quejido, porque tampoco las podemos comprar. Aquí desaparecen los escritores (bien porque se mueren, bien porque se marchan a otros destinos), y nada sucede, nadie lo nota, como si jamás hubiesen existido. Mal signo para una sociedad.

Por fortuna, quedan las editoriales institucionales, que hacen esfuerzos descomunales para no morir de asfixia. Y en este aspecto cabe resaltar la labor de nuestras universidades, que todavía apuestan por el bien del libro y se aventuran a seguir prodigando aquí y allá esperanza y cultura. Porque en medio de la oscuridad el libro seguirá siendo la luz, el faro que guíe el camino. Sí, necesitamos harina, azúcar, leche, café y otros productos de la dieta básica, pero no nos olvidemos que somos también seres pensantes, pluridimensionales, ganados a alcanzar elevados niveles de autorrealización y desarrollo emocional y espiritual. Y desde que se inventó el libro, se hizo consustancial con la vida de todos. De ahí su importancia, y su impronta civilizatoria”.

Un artículo breve sobre la situación de nuestro país y también de la situación del escritor venezolano. Porque no es fácil. 

Algunos escritores actuales que tenemos es Boris Izaguirre, que es bueno sin discusión,  Willy McKey que copia todo del internet, Luis Yslas, del cual no he leído nada, Leonardo Padrón, escritor de telenovelas, Alicia Perdomo otra escritora buena, Milagros Socorro, discutible. Ricardo Ramírez Requena, profesor y escritor, Gisela Kozak, profesora, narradora y ensayista, Carlos Sandoval, otro de los buenos… Y no se alarga mucho la lista, pero sé que me faltaron unos cuantos.

Pero, ¿dónde están los escritores de ciencia ficción, fantasía, terror? ¿Qué pasó con la AVCFF? (Asociación venezolana de ciencia ficción y fantasía)

Susana Sussmann, Jorge de Abreu, Ronald Delgado, Salvador Garmendia (ya sin nosotros), José Urriola. Sí, excelentes escritores del género.

Necesitamos más escritores, más consciencia y menos crítica. El mundo no gira a tu entorno, permite que las letras sean libres y que hablen por sí solas.


Para mí, esta es la realidad de la literatura venezolana. Lastimosamente, sigue muriendo. Pero tengo fe. Como tú, como todos. 




Comentarios

  1. muy buena esa opinión, la verdad es triste que se le de tan poca importancia a los nuevos talentos, habiendo tanta variedad de nuevas ideas, situaciones y mundos que conocer provenientes de mentes que podrían ser nuestros propios vecinos, a todos los que se van les deseo éxitos y yo que sigo aquí trato de seguir escribiendo aunque sea una pagina mas para no dejar que mi arte se pierda, ojala tus palabras sean escuchadas porque tal cual como lo dices es algo muy dificil

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Darsien,

      No dejes de escribir, la verdad es que seguimos necesitando escritores de todos los géneros literarios.

      Eliminar
  2. En ocasiones me hacía estas mismas preguntas. ¿Dónde están los escritores de géneros fantásticos? Los de ciencia ficción, los de horror, los de fantasía. Meramente nos encontramos hundidos en el barro de la ignorancia de un país que lamentablemente ha dado prioridad a cosas (las que no culpo, porque nos morimos de hambre). Pero mucho antes de enterrarnos de lleno en la dictadura, seguíamos escondidos en los barrotes que las propias editoriales forjaron.

    No hay que desprestigiar a los escritores que has mencionando, porque son excelentes exponentes. Pero las editoriales, creo que temen apostar por escritores noveles con temas y géneros que ellos catalogan como "gringos" o "europeos" y que probablemente aquí no van a pegar.

    Además de agregar que el extremo gasto que tienen que realizar, ya que el papel en Venezuela es sumamente costoso.

    Por otro lado, ha sido un excelente artículo. Espero que muchos escritores como nosotros logren leerlo y aportar un granito de arena, o más bien una gótica de tinta creativa. Hay que apoyarnos siempre entre todos los escritores noveles.

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Augusto,

      A mí algunos temas no me parecen "gringos" o "europeos", siento que a todo le colocan esa etiqueta. Por ejemplo mi novela, está ambientada en Barquisimeto y ese tipo de historias es colocada en otros rincones del mundo. A la gente LE ENCANTA leer algo diferente. El mundo no tiene límites.

      Tienes razón. Espero que sigas escribiendo.

      Eliminar
    2. Si se introduce un poco del contexto venezolano, cualquier tipo de género se puede adaptar con facilidad, la limitación es la propia creatividad del autor.

      Yo tengo historias de terror y ciencia ficción ambientadas aquí en Venezuela, y no tienen el estilo "gringo" o "europeo".

      Eliminar
  3. Hola. Pues yo estoy aquí, sigo trabajando, aunque estoy más centrada en e-ditar y en enseñar, tanto de forma presencial como virtual, el arte de hacer ciencia ficción. La AVCFF en este momento se encuentra en transición, porque no sé si estás enterada de que su presidente falleció el año pasado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Susana,

      Me alegra leerte, siempre me has parecido una escritora con mucho talento. Mi género es más fantasía/terror, pero me encanta la ciencia ficción también. Espero que la AVCFF regrese pronto, es un proyecto muy bueno.

      Saludos.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares