Si pudiéramos tener un año




Si tan solo pudiéramos tener un año, conocerías lo silenciosa que puedo llegar a ser. Compartirías conmigo mis momentos de desvaríos e inseguridades, mientras me lees algún verso que haga silenciar todo lo que me atormenta.

Si pudiéramos tener un año, sabrías que puedo enojarme por todo y también por nada. Que se me cae el cabello de la misma forma en la que me crece. Que mi cuerpo no es perfecto, que de tantas cosas por hacer, se me olvida peinarme. Que soy olvidadiza y distraída.

Si pidiéramos tener un año, verías que siempre ando descalza, que me ducho en la mañana, en la tarde y antes de acostarme. Que no me gusta que me interrumpan cuando leo al menos que se trate de algo importante, ni cuando escribo. Sabrías que me desespero por comer dulces y casi siempre tengo que subirme a un banco para alcanzar algo.

Si pudiéramos tener un año, me reclamarías mi desorden, tendrías escritos por todos lados. Despertarías con una nota, una carta cada mes. Comerías bien porque soy buena cocinera, pero no me gusta limpiar el baño ni botar la basura, haría un trato contigo para que te encargues de ello.

Si pudiéramos tener un año, navegaría siempre por tu cuerpo. Te diría cosas que te harían reír hasta llorar. Me verías reírme por todo, correr, saltar, tener mis berrinches. Entenderías que no me gusta esperar, tampoco que me digan qué hacer. Te observaría hasta cuando te vistes. Me darías chocolates cuando estoy enojada porque sabes que el dulce me calma.

Si pudiéramos tener un año, te leería mis escritos y anotaría tus opiniones, porque son importantes. Saldría corriendo a tus brazos al llegar a casa porque te he extrañado, y al mismo tiempo te reclamaría por qué tardaste tanto. ¿Dónde estabas? ¿Con quién? ¿Por qué me dejaste sola? Ámame ahora que has regresado.

Si pudiéramos tener un año, tendrías mis besos, mi amor, mi cariño, mi atención y mis locuras. Me verías llorar en mis momentos de sensibilidad, porque sabes que soy muy sentimental. Notarías que me muerdo el labio cuando estoy nerviosa y que no te miraré fijamente cuando estoy enojada. Que puedo acostarme sin decirte palabra alguna, como también me acurrucaría a ti, porque es la única forma que concilie el sueño. Sabrías que sufro de insomnio y que despertaré varias veces en la noche.

Si pudiéramos tener un año, serías mi vivir.


Comentarios

Entradas populares