Lo que no siempre digo, pero tengo que decir





Cada noticia es una sensación de que todo está peor y de que nada está mejorando. Por supuesto, queremos ser optimistas, pero muchas veces la realidad nos supera. El problema de mi país deriva a la falta de seriedad con respecto a lo que sucede. Dejé de seguir y creer en líderes opositores porque sus discursos eran dichos con un pie dentro del gobierno asesino y con el otro afuera. Y a mí no me van los falsos opositores que buscan obtener un pedazo de lo que ya se desangra. Qué va.
⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
Tenemos a personas que hacen un excelente trabajo de investigación contra los enchufados como Angie Perez y lo que hacemos es tacharlos de sembrar odio, porque supongo que es más fácil vivir en la ignorancia. Estamos dañados como sociedad. No puedes darte palmadas en el pecho cuando la verdad de tus artistas favoritos es incómoda. ¿Les incómoda también las fotos de los niños muriendo de hambre? ¿Les incómoda las fotos de un país completamente destruido? El otro día viendo el show de George Harris dijo que los venezolanos éramos muy buenos y que nos costaba desearle mal a alguien. Tiene razón. Debido a ello, todos esos enchufados se ríen en nuestras espaldas. Se ríen porque te inclinas ante el discurso de “Fuera el odio” cuando la verdad, aunque incómoda, intenta limpiar todo lo que hemos perdido. Se trata también de no volver a permitir que nos jodan. ⠀⠀⠀⠀
⠀⠀⠀⠀⠀
El gobierno nos ha robado las esperanzas, los sueños, el tiempo y la vida. Fernando Albán no se suicidó, lo mataron. Que no se nos olvide. ⠀⠀⠀⠀⠀⠀
⠀⠀
Cuando aprendamos a ser firmes contra los enchufados y contra el gobierno, quizás podamos recuperar el país. Mientras sigamos con la mentalidad del perdón, del está bien ellos están trabajando, y de asentir ante los discursos maquillados, nunca vamos a recuperar lo arrebatado. ⠀
⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀ ⠀⠀⠀⠀⠀⠀
Yo no soy chavista ni opositora. Soy venezolana. ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀



0 Comentarios