Sentido y sensibilidad | Jane Austen

Reseña:

Este libro lo había leído hace años, pero quise volver a leerlo.

¿Qué puedo decir de Jane Austen, que no haya dicho ya? Es una escritora maravillosa y su modo de emplear el lenguaje y las historias, es de deleitar. Las dos protagonistas de esta historia, son muy contrarías una de la otra. Marianne es salvaje, romántica, directa, sensible… Su hermana, en cambio, posee una rudeza de admirar. No es que Elinor sea una insensible, pero cree en la inteligencia del amor más que en las palabras poéticas. Quiere a Edward (un personaje muy parecido a ella), pero también quiere a su familia y su bienestar emocional es más importante que cualquier sentimiento que evoque su falta de sensatez. Marianne, en cambio, es una enamoradiza un poco irritante, aunque puedes llegar a sentir afecto por su fervor, pasión y ese modo tan infantil del primer amor. Sin embargo, me siento más atraída por el personaje de Elinor y de cómo enfrenta sus propios sentimientos. Ella ama también con pasión, pero es precavida, sabe que merece respeto y un compromiso acorde a sus ideales.
Volver otra vez a Jane Austen es un placer que jamás pienso abandonar.

“Elinor tenía que consolar a los demás cuando ella estaba afligida tanto como cuando ellos lo estaban”